Prepara tu piscina para la temporada

El invierno es muy largo pero ya tenemos aquí el ansiado verano: calor, cenas al aire libre, helados, algún que otro mosquito y ¡piscinas! Si eres de los afortunados que tienen una en casa ya es hora de tenerla lista para que puedas disfrutarla al máximo.

Durante la temporada de otoño-invierno es habitual que se descuide el agua de la piscina o que se vacíe para llenarla con la llegada del buen tiempo. En Reindesa te damos consejos de invernación para mantener el agua hasta la llegada del calor, pero si este año te ha pillado el toro, no te preocupes porque te explicamos cómo tener a punto tu piscina en muy poco tiempo.

shutterstock_140089714 (1)

Probablemente tu agua se encuentre verde, llena de microorganismos y con un aspecto nada apetecible: esto se debe a la falta de desinfección. Este problema crea suciedad no solo en el agua, también en el vaso de la piscina. Por lo tanto necesitamos desinfectar y limpiar.

Lo fácil, aunque costoso para el bolsillo, sería vaciar el agua de la piscina y limpiar bien el vaso para llenarla posteriormente. Pero te aconsejamos mantener el agua, ya que supone un gran bien para el medio ambiente y un ahorro económico importante.

Si decidiste conservar el agua hasta el verano, te explicamos cómo volver a hacerla apetecible:

-pH: para hacer el agua apta para el baño, lo primero que debemos hacer es ajustar el pH. Esto es importante para mantener la piel y los ojos sanos y el agua limpia y cristalina.

Recuerda que el nivel de pH debe estar entre 7,2 y 7,6. Si los valores se encuentran por encima seguramente sufrirás irritaciones cutáneas, el efecto de los demás productos de desinfección será inferior y el agua se enturbiará generando residuo sólido. Si por el contrario el pH es menor de 7,2 el vaso de tu piscina sufrirá corrosión y un deterioro notable.

-Desinfección: para eliminar los microorganismos que han estado infectando el agua de nuestra piscina a sus anchas durante la temporada hivernal, lo más común es usar producto químico o cloro. Existen otros sistemas de desinfección como la luz ultravioleta o el ozono , pero este es el más común.

El residual cloro libre debe mantenerse entre 0,5 y 1,0 ppm para una desinfección óptima. Manteniendo estos niveles evitarás la aparición de algas y microorganismos.

Seguramente, después del invierno, el problema de las algas será importante, por lo que aconsejamos aplicar un tratamiento de choque de dicloro, CLOR CHOCK REIN para recuperar el agua después de la invasión. Una vez aplicado el producto recomendamos hacer un filtrado del agua durante 24 – 48 horas.

-Control de las algas: para asegurarte de que el problema de las algas se mantiene a raya, aplica un alguicida ALGI-REIN regularmente como rutina de mantenimiento en tu piscina. Cuanto más calor y más luz solar reciba nuestra piscina, más riesgo de aparición de algas tendremos, y por consiguiente, más posibilidad de albergar bacterias. En REINDESA disponemos de muchos tipos de antialgas específicos para cualquier tipo de alga (verde, negra, etc).

-Floculante: el agua turbia contiene diminutas partículas que un filtro no puede eliminar. Para que las pueda capturar debemos aumentar su tamaño. Este es el trabajo de los floculantes: reunir las diminutas partículas para formar partes más grandes que sí pueden ser filtradas. En REINDESA disponemos de diferentes tipos y formatos de Floculante, en nuestras tiendas te aconsejaremos cual es  el adecuado para cada situación.

Hazte con un floculante y posteriormente prepárate para filtrar la suciedad o limpiarla manualmente.

Comprobar el estado del filtro: debemos comprobar si es necesario cambiar la carga filtrante antes de realizar el reacondicionamiento ya que si el filtro no funciona como debe, el efecto del tratamiento químico aplicado previamente no será eficaz.

Una vez comprobado su estado, deberemos limpiar el filtro y desinfectar la arena. La cal que se acumula en el sistema de filtración puede dañarlo, por lo que también deberemos retirarla periódicamente.

Y siguiendo los pasos de este proceso, el agua volverá a brillar, aunque parezca imposible.

Como sabemos que quizás no tienes tiempo ni ganas de realizar todo este proceso y que tienes prisa por volver a disfrutar de tu piscina, te damos la opción de dejarlo en nuestras manos. En SÓLO 4 VISITAS recuperaremos tu agua. Recuperamos el agua para que lo único que tengas que hacer sea relajarte y disfrutar cuanto antes de tu piscina lista.

Reparacio_An_de_aguas_VISITAS.0

Infórmate, llamándonos al 902 906 775 o escríbenos a reindesa@reindesa.com y te daremos un asesoramiento personalizado para tu caso.