Cómo ajustar la alcalinidad de la piscina

Tener piscina significa conocer una serie de parámetros que hay que tener en cuenta para mantener el agua en perfectas condiciones, también en verano. Hemos hablado del control del pH, del uso de producto químico, de la desinfección… pero uno de los factores en los que muchas veces no se presta suficiente atención en el mantenimiento de nuestra piscina es el control de la alcalinidad.

Por ejemplo, a veces nos empeñamos en controlar el pH, pero la alcalinidad es un indicador muy importante porque está estrechamente vinculada al pH puesto que lo regula, y sin una agua alcalina no conseguiremos equilibrar el pH (lo ideal, entre 7,2 y 7,6).

emilio-garcia-eQfMpQ3WcVY-unsplash(1)

¿QUÉ ES LA ALCALINIDAD Y POR QUÉ CONTROLARLA?

A nivel técnico, la alcalinidad total de la piscina viene a ser la cantidad de componentes alcalinos (es decir, carbonatos cálcicos, bicarbonatos e hidróxidos) que hay disueltos en el agua e indica cómo de ácida es. No hay que confundirlo con la alcalinidad del pH, en el que un pH menor de 7 significa que el agua es ácida, y si es mayor de 7 que es básica o alcalina.

Como decíamos, mantener la alcalinidad del agua ajustada es muy importante porque de lo contrario el pH no se mantendrá estable (se producirá el llamado “efecto tampón”) y aparecerán los temidos problemas de turbidez del agua, color verdoso, irritación de los ojos, corrosión de los metales, ineficacia del desinfectante, formación de incrustaciones, etc.

¿CÓMO MEDIR LA ALCALINIDAD Y A QUÉ NIVEL MANTENERLA?

Medir la alcalinidad es tan simple como usar tiras analíticas para conocer el valor de forma rápida y sencilla, o bien con aparatología digital o fotómetros. Puedes encontrar todos estos productos en Reindesa, en nuestro apartado dedicado a la alcalinidad.

El valor ideal de alcalinidad debe situarse entre los 125 y los 150 ppm, y a continuación mostramos cómo nivelarlo en función de si los valores sobrepasan o no llegan a los establecidos.

  • Alcalinidad total inferior a 125 ppm. Necesitaremos aumentar dicho nivel mediante un incrementador de la alcalinidad para evitar irritaciones en la piel y los ojos, corrosión de los metales o excesivo consumo de desinfectante.

A modo orientativo, hay que añadir 1,8kg de producto para aumentar 10ppm de alcalinidad de 100 m3 de agua. Vertemos la dosis necesaria disuelta en agua y la repartiremos sobre la superficie de la piscina.

  • Alcalinidad total superior a 150 ppm. Para reducir el nivel de alcalinidad total, es necesario un minorador del pH, que hará convertir la alcalinidad bicarbonatada en dióxido de carbono, que se eliminará en forma de gas.

Si tienes cualquier duda acerca de qué producto utilizar y cómo hacerlo, no dudes en contactar con nosotros. ¡Estaremos encantados de ayudarte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>