¿Cómo hacer tu piscina más sostenible?

En Reindesa nos apasiona trabajar con el entorno que nos rodea y embellecerlo con nuestras creaciones y servicios. Sin embargo, debemos tener siempre presente realizar el menor impacto medioambiental posible con nuestra labor y, para ello, es indispensable cuidarlo desde el principio. Por ejemplo, apostando por la elección de técnicas, productos, y soluciones efectivas para el mantenimiento de la piscina lo más sostenibles y respetuosas ambientalmente que se pueda. Porque creemos que cuidar nuestro planeta ya no debería ser solo una opción, sino un deber. Sigue leyendo para saber como conseguir tener una piscina sostenible.

Free Swimming pool with clean transparent rippling water with deckchairs near fence in surrounded by green pants at tropical resort Stock Photo

¿QUÉ ENTENDEMOS POR PISCINA SOSTENIBLE O ECOLÓGICA?

Básicamente es aquella piscina que no solo respeta el ambiente una vez en funcionamiento, sino cuya construcción ha sido ya pensada y realizada ejerciendo el menor impacto medioambiental. Y para esto, una de las claves pasa por optimizar los recursos. Veamos a continuación cómo conseguirlo.

 

ACCIONES PARA UNA PISCINA SOSTENIBLE

EN LA CONSTRUCCIÓN

– Apostar por la edificación sostenible, gestionando adecuadamente los recursos como el agua y la energía empleada para la construcción de la piscina.

– Elegir materiales naturales, como por ejemplo la madera en el revestimiento de la terraza o la piedra, dejándote asesorar por profesionales según tus necesidades y preferencias.

– Instalar iluminación con LEDs, pues su eficiencia energética permite ahorrar hasta en un 80%. También podemos incluir placas solares como fuente de energía principal.

– Colocación de liner armado para conseguir la máxima estanqueidad y evitar posibles fugas que provoquen la pérdida progresiva de agua. Si no nos percatamos de una fuga, se puede perder una gota de agua por segundo, lo que se traduce en unos 8.000 litros de agua malgastados en un año.

 

EN EL MANTENIMIENTO

– Optar por mecanismos de desinfección del agua más naturales y ecológicos para prescindir de químicos. Uno de ellos es el ozono, un poderoso floculante natural; otro es con luz ultravioleta para reducir al mínimo el uso de desinfectante; en tercer lugar la ósmosis inversa para disminuir en un 90% las sales, nitratos y materia orgánica o con uno de los más populares, la electrólisis salina, por ejemplo con los aparatos de electrólisis salina domótica de Hayward, que además permiten monitorizar la piscina en todo momento.

– Colocar un cobertor de piscina para proteger el agua del clima extremo, evitar la evaporación con los rayos solares y la suciedad que pueda caer al agua. También reducimos el consumo de producto químico porque el agua no se va ensuciar tanto estando tapada. Aquí te proponemos algunos.

– Optimizar los tiempos de limpieza de los filtros. Si se usa vidrio reciclado como medio filtrante, podemos ahorrar hasta un 25% de agua y no hará falta cambiarlo en 5-6 años.

– Incluir un robot limpiafondos automático, que a parte de ahorrarnos tiempo, conseguiremos reducir la frecuencia de filtrado del agua porque el aparato lo hará por nosotros. Puedes ver los que te ofrecemos aquí.

– Y por último, como hemos visto anteriormente, recordar siempre revisar si existe algún desperfecto o fuga para detectarla a tiempo, repararla, y prevenir el derroche de agua.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *