Cómo limpiar fácilmente la cubierta automática de tu piscina

Tener una cubierta automática instalada en la piscina es una excelente y práctica opción para mantener el agua de la piscina intacta y protegida de contaminantes. Ahora bien, ¿qué ocurre con la suciedad que se acumula justo encima de dicha cubierta protectora? En este post te damos algunos consejos básicos sobre cómo limpiar fácilmente la cubierta automática (o de cualquier tipo) de tu piscina.

El polen primaveral, las hojas caídas, o incluso fenómenos meteorológicos como el polvo en suspensión (la calima) combinado con la lluvia –que afectó recientemente en algunas zonas de España– son los principales causantes de que tu cubierta no luzca como debería. ¿Qué podemos hacer?

1) La primera recomendación sería la prevención. Es decir, controlar y retirar de forma constante aquellos restos (hojas, tierra, etc.) antes de que se acumulen y solidifiquen. Si ocurre, va a costar más tiempo y esfuerzo limpiarlos.

2) Si ya se ha acumulado suciedad y necesitamos una solución más potente, o si simplemente queremos realizar una limpieza a fondo, utiliza dos veces al año una máquina de alta presión, distribuyendo el chorro homogéneamente para no dañar la cubierta con la presión. Usa producto anticalcáreo en vez de solamente agua para este paso.

3) Por último, pero no menos importante, no está de más hacer una revisión mensualmente para comprobar que todas las piezas que sujetan y hacen funcionar bien la cubierta están en su sitio o, por el contrario, se han roto o están muy deterioradas. En caso de esto segundo, tocará avisar al servicio técnico.

¡Listo, ahora ya sabes cómo puedes limpiar fácilmente la cubierta automática de tu piscina! ¿No tienes aún una cubierta automática? ¡Solicita tu presupuesto y encontraremos la mejor opción para proteger tu piscina! Contáctanos aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *