Todo lo que necesitas saber para la puesta a punto de tu piscina

En unas semanas llega verano y, con él, la esperada temporada de baño, a no ser que tengas una piscina climatizada y te hayas bañado todo el año. Si este no es tu caso, lo más probable es que tu piscina necesite una puesta a punto y precise algunos retoques para que el agua vuelva a estar impoluta. Sobretodo, si no hiciste el proceso de hibernación.

Tanto si ya estás familiarizado con los pasos necesarios, como si has entrado recientemente al mundo acuático, nunca está de más recordar las claves básicas para la puesta a punto de tu piscina para la temporada. ¿Empezamos?

REACONDICIONA TU PISCINA PASO A PASO

  • REVISA EL ESTADO DE TU PISCINA. Echa un vistazo general: ¿ha aparecido alguna grieta?, ¿están en condiciones las boquillas, los skimmers, la bomba de agua, los filtros…? Si observas algún desperfecto, realiza la reparación necesaria, ya que puede derivar en un problema futuro. Cuenta con Reindesa si necesitas cualquier tipo de ayuda. Importantísimo el medio filtrante. ¿Cuántos años hace que no cambias la arena del filtro? Consúltanos los nuevos medios filtrantes, como el vidrio AFM.

 

  • LIMPIA SIN OLVIDAR NINGÚN DETALLE. Puede que el invierno haya hecho que se acumule suciedad en las paredes, los canales, las rejillas o la línea de flotación. Recomendamos usar limpiadores alcalinos o desincrustantes para la línea de flotación, y una limpiafondos para deshacerse de la suciedad del fondo. Si no quieres hacerlo manualmente, los robots limpiafondos eléctricos son los más prácticos y cómodos.

 

  • ¿CÓMO ESTÁ EL NIVEL DE AGUA? Si tu piscina tiene skimmers, el nivel ha de estar siempre por encima de las ⅔ partes de la altura de su boca. Si no, deberás rellenarla, porque de lo contrario no obtendremos una correcta filtración y podría entrar aire en las tuberías y canalizaciones de la piscina. Una vez realizado este paso, y con el circuito cerrado, procederemos a lavar el filtro de la piscina y los circuitos de aspiración.


  • NIVELA EL PH. Siempre entre los valores 7.2 y 7.6. Así cuidaremos la instalación de la piscina, evitaremos que la piel se pueda irritar durante el baño y nos aseguraremos la efectividad de los productos desinfectantes, algicidas o floculantes (si el agua está turbia).


  • ¡AL AGUA, PATOS! ¿Ya has aplicado los productos para acondicionar el agua? Bien, pues revisamos nuevamente que no se haya alterado el pH y… ¡piscina lista para disfrutarla!

Reindesa_puesta_a_punto_piscina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *