Cómo rehabilitar una piscina de fibra de vidrio con ósmosis

Os hemos hablado en anteriores ocasiones de los materiales que usamos en la restauración y construcción de piscinas, como la lámina armada. En esta ocasión, os presentamos un proyecto en el que mostramos cómo rehabilitar una piscina de fibra de vidrio con el problema de ósmosis. Para su reparación, se le aplicó la exclusiva y nueva membrana armada RENOLIT ALKORPLAN TOUCH Origin. 

Esta lámina es la primera del mercado con 2mm de espesor y mucha más resistencia y duración a diferencia del resto (cuyo grosor normal es de solo 1.5 mm). Por ello, es muy útil para evitar que los microorganismos proliferen en el tiempo y conseguir un acabado impecable. ¡A continuación os explicamos todos los detalles de este proceso de rehabilitar una piscina de fibra de vidrio! 

rehabilitacion_piscina_Renolit_Alkorplan_Touch_Origin_Reindesa

 

 

 

 

 

 

 

 

EL PROBLEMA: ÓSMOSIS 

La ósmosis es una de las afectaciones principales de las piscinas de fibras o poliéster. Por ejemplo, al envejecer el material, el agua traspasa las paredes y aparecen burbujas en la cubierta de la piscina, generando filtraciones y la proliferación de microorganismos en su interior como algas o hongos en el caso de las piscinas de fibra de vidrio. Además, si dichas burbujas se revientan, la piscina pierde su estanqueidad.

 

LA REHABILITACIÓN: MEMBRANA ARMADA RENOLIT ALKORPLAN TOUCH ORIGIN 

1. El primer paso es lijar la superficie del vaso de la piscina para alisar las burbujas. 

2. Aplicar biocida en forma de cola de contacto amarilla para eliminar los posibles microorganismos existentes y, así, prevenir su aparición en los próximos años.

3. Retirar y montar el equipamiento del vaso, cambiando todos los elementos empotrables: boquillas, skimmers, focos, etc. Nunca se deben dejar los antiguos porque, por ende, comprometeremos la estanqueidad de la piscina.

4. Instalar los anclajes. Aplicamos Renolit Alkorfix en zigzag en el vaso de la piscina y en el perfil colaminado. 

5. Fijar la membrana al vaso de la piscina con remaches en expansión (en forma de flor). 

6. Limpiar las paredes y el fondo de la piscina de polvo, residuos y desinfectar.  

7. Instalar el geotextil en las paredes con una espátula para empapelar y, así, protegerlo contra posibles quemaduras con cinta adhesiva. 

8. Colocar la membrana Renolit Alkorplan Touch Origin de 2 mm en las paredes. Las soldaduras son casi invisibles y, además, es muy indicada para piscinas con muchas imperfecciones antes de rehabilitar.  

9. Revestir el anillo de refuerzo, colocando la esquina por encima del mismo.  A continuación, revestimos las escaleras

10. Instalar la membrana Touch Origin en el suelo de forma transversal. El lado gris de la banda de soldadura debe mirar hacia arriba. 

11. Aplicar en las juntas el sellador de PVC específico para juntas, excepto las soldaduras a testa. 

12. Una vez terminada la colocación, hay que asegurarse de que toda la superficie laminada quede uniforme. De esta forma, ya tendremos lista la rehabilitación. 

Con la lámina Renolit Alkorplan Touch Origin garantizamos que la piscina quedará protegida contra la osmosis durante los próximos 15 o 20 años.  Los instaladores Reindesa estamos acreditados por Renolit Alkorplan.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *