Tipos de pistas de tenis

Mejora la capacidad aeróbica, la coordinación, la flexibilidad y la agilidad, previene enfermedades óseas como la osteoporosis y, por supuesto, ¡es muy divertido! Ponte en forma y conviértete en el rey de tu círculo social construyendo una pista de tenis en casa. Pero, antes de nada… ¿Conoces todos los tipos de pistas de tenis? Es primordial para construir tu pista de tenis perfecta, aquella que se ajuste más a tus necesidades y contexto.

Para jugar al tenis necesitas una superficie rectangular y lisa que puede estar recubierta con diferentes tipos de materiales. Según la composición elegida obtendremos un bote distinto de la pelota. Resulta interesante saber que las superficies duras resultan menos sensibles a las inclemencias climáticas.

Reglamentariamente se debe dejar un espacio de 3,65 metros en los laterales y 6,40 metros en los fondos más allá de los límites de la pista. En cuanto a la red divisora debemos tener en cuenta que su altura al centro sea de 0,914 metros exactamente. Los postes que la sostienen deben tener una longitud de 1,07 metros.

Las pistas de tenis se pueden clasificar en lentas y rápidas. Esto dependerá del material de la superficie ya que, como hemos comentado anteriormente, este afectará al bote de la pelota:

- Pistas de tenis lentas: En ellas la pelota bota más alto y más lento, por ello los puntos de los jugadores en pistas lentas son más largos. 

Las catalogadas como más lentas y cómodas son las pistas de tierra batida y Reingreen ®.
Pistas de tenis rápidas: Los botes son más bajos y veloces, por lo tanto, en este caso los puntos son más breves.

Entre las más rápidas encontramos

  1. Hormigón poroso (Tennisfast)

  2. Resina sintética

  3. Césped

Estos son todos los materiales disponibles para que puedas decidir con criterio el material en el que construirás tu pista de tenis:

Rápida / Tennisfast ® (Hormigón Poroso): La más dura de todas.

TennisFast Free ® (Asfalto Poroso Sin Juntas): Recomendado para las pistas públicas.

Resina sintética: Para juego profesional.

Reingreen ® (Fibra esponjada): El más versátil, perfecto para cualquier tipo de pista

Césped o hierba artificial: Velocidad y deslizamiento medio-alto.

Tierra batida (polvo de ladrillo, arcilla o arcilla verde): Alto deslizamiento y gran necesidad de mantenimiento.

Conoce con detalle todas las características de cada material:

Taula_Tennis

Ahora ya estás listo para contratar con Reindesa la construcción de tu nueva pista de tenis, recuerda que disponemos de un equipo especializado con años de experiencia. Además si tienes cualquier duda puedes contactar con nosotros, estaremos encantados de resolver tus dudas y aconsejarte.

¿Lo que necesitas es rehabilitar tu antigua pista de tenis? En Reindesa reformamos pistas de tenis e instalaciones deportivas, sean cuales sean tus necesidades.

 

 

Productos estrella para preparar tu piscina para la época de baño

Después del largo invierno, seguramente, tu piscina ha estado a la intemperie o con una lona, algo descuidada, ¿no es así? Pero los primeros rayos de Sol ya han llegado y con ellos las ganas de dejar listo tu jardín y, por supuesto, ¡tu piscina!

A menos que hayas practicado una perfecta invernación durante los meses de frío, el agua y las paredes del vaso necesitaran un reacondicionamiento y un mantenimiento. Sabemos que al ver el aspecto de tu piscina te invade la pereza, está tan sucia que crees que será muy laborioso recuperar estado perfecto.

No te preocupes, hay productos que pueden facilitarte la tarea de mantenimiento del agua de tu piscina, porque al fin y al cabo, las piscinas son para disfrutar. Recuerda que en Reindesa disponemos de todos ellos, de la máxima calidad y acompañados de asesoramiento especializado y personal.

reindesa blog estrella

La recuperación del agua de tu piscina es un proceso sistemático, en el cual encontramos 4 pasos que se deben realizar en orden y, si quieres recuperar absolutamente toda la limpieza y claridad respetando los parámetros seguros para la piel, sin saltarse ninguno.

1.Controla el pH y la alcalinidad: Este es el primer paso, seguro que ya lo has hecho muchas veces y eres consciente de su importancia. Mantener niveles óptimos ayuda a que los desinfectantes que utilicemos en nuestra piscina actúen con mayor eficacia. Desajustes en el pH también pueden causar irritación en piel y mucosas, así como el desgaste de los elementos de tu piscina.

Recuerda que debes empezar regulando la alcalinidad para después controlar el nivel de pH. ¿Ya tienes listos tus utensilios de análisis del agua? Los parámetros correctos de alcalinidad están entre 120 y 150 ppm. En el caso de del pH, sus niveles ideales están entre 7,2 y 7,6, existen kits muy económicos y efectivos para su control.

2. Pon a funcionar los motores: Cuando las temperaturas empiecen a ser superiores a 15ºC ya podrás empezar con la depuración del agua. Programa los motores, durante la primavera serán necesarias 2 o 3 horas al día.

Si el sistema de depuración de tu piscina necesita renovación, ponemos a tu disposición toda clase de productos para obtener el mejor resultado.

3. Desinfecta el agua de tu piscina: Para obtener una desinfección óptima es necesario mantener el residual de cloro libre entre 0.5-2.0 ppm.

En el mercado existen varias opciones para la desinfección del agua de la piscina, algunas de estas opciones son los sistemas manuales como el cloro o el bromo, el ácido isocianúrico,  la luz ultravioleta, el ozono o la electrólisis salina. Cada uno con sus ventajas, se adaptan a determinadas situaciones.

En este caso queremos desinfectar el agua de una piscina que ha permanecido mucho tiempo sin ser tratada. Para ello recomendamos un tratamiento de choque con dicloro o tricloro granulado y añadir floculante líquido para convertir las partículas de suciedad en partes más grandes y poder ser retiradas.

Al aplicar dichos productos, deberás realizar un filtrado durante algunas horas, hasta que el agua se vea clara, y cepillar el vaso de tu piscina.

4. No dejes que aparezcan algas: Ya casi lo tienes, ahora sólo debes curarte en salud y actuar para la prevención del crecimiento de algas esta primavera. Con la llegada del buen tiempo es más fácil su aparición y con ella, también, la de bacterias y hongos.

Para evitarlo te aconsejamos que apliques un alguicida de forma regular, en Reindesa disponemos del ALGIREIN producto muy efectivo de marca propia, igualmente disponemos de más de 8 tipos de antialgas para diferentes tipos de algas. Puedes consultarnos y estaremos encantados de ayudarte.

No ha sido para tanto, ¿verdad? Ahora, tu piscina ya vuelve a lucir perfecta y sólo necesitará un mantenimiento normal. Disfruta de los primeros rayos de sol y no dudes en consultarnos cualquier duda sobre tu piscina.

 

Lo último en cubiertas para piscinas: Deckwell de AstralPool

En Reindesa nos gusta ofrecerte la última tecnología en piscinas, para ello estamos siempre al día de las novedades del sector. Nos llamó mucho la atención la nueva cubierta para piscinas de la marca AstralPool, una marca con la que trabajamos desde hace años por su calidad y vanguardismo. Se trata de una terraza móvil telescópica.

A muchos de vosotros os ha gustado tanto como a nosotros y habéis decidido instalarla en casa. ¡Mira que bien ha quedado en el jardín en construcción de uno de nuestros clientes! Belleza, comodidad, seguridad y protección en una cubierta para piscinas.

0 1 2 3

Si aún no la conoces, te contamos todas las ventajas de esta maravillosa cubierta para piscinas.

DECKWELL de AstralPool: La terraza móvil telescópica.

Las cubiertas para piscinas son muy útiles para proteger el agua de nuestra piscina de la suciedad, sobretodo, en otoño que es cuando se produce la caída de las hojas de los árboles. De esta forma podemos conservar en perfecto estado el agua hasta el próximo verano.

También resulta perfecta para mantener seguros a los más pequeños y a tus amigos peludos, evitando que se precipiten en la piscina cuando no hay vigilancia. Contiene un sistema de seguridad bajo la norma NFP 90-308 para tu total tranquilidad.

Una de las ventajas de esta cubierta para piscinas que más nos fascina es su versatilidad y la optimización del espacio. Cuando quieras disfrutar de un baño en tu piscina o simplemente observarla mientras descansas en tu jardín, mantenla abierta, no notarás que está.

Si lo que deseas es tener un espacio extra para que tus hijos puedan jugar o para que puedas tomar el sol sobre ella, sólo tienes que cerrarla, su aspecto de terraza con suelo de madera es perfecto para agrandar el espacio añadiendo belleza. ¡Puedes escoger entre una gran variedad de tonos en madera!

Todo esto es genial pero ¿es cómodo quitar y poner una cubierta para piscinas?

Se trata de una cubierta automática, con una instalación motorizada, por lo que su manipulación es muy sencilla y cómoda.

¿Es genial verdad? Pregúntanos sin compromiso y descubre la magia de esta terraza móvil.

¿Qué hacer con tu piscina cuando llueve mucho?

Estamos viviendo un año lluvioso y hemos sufrido varios temporales con fuertes chubascos. Además, en la estación actual, el problema se agrava. Seguro que has notado que tu piscina sufre las consecuencias y te preguntas qué debes hacer para evitar posibles daños en caso de futuros aguaceros.

piscina y lluvia

Problemas causados por las lluvias

Son muchos los problemas que las lluvias pueden causar en las piscinas al aire libre. Te contamos los más comunes, con los que seguro te habrás topado alguna que otra vez.

Dependiendo del entorno y el tipo de suelo que tengamos, el agua puede desplazar residuos hacia el interior de la piscina. Es común que se genere barro en el jardín y este sea arrastrado ensuciando el agua.

Si esto ocurre, necesitaremos hacer una limpieza a fondo y uno de los elementos que se encargan de esta tarea son los skimmers que también pueden verse dañados. Si las precipitaciones son abundantes, el nivel del agua puede aumentar hasta superar el de los skimmers y les impedirá recoger la suciedad de la superficie, donde se acumula la gran mayoría de esta.

Con los aguaceros, el nivel de pH de las piscinas suele sufrir un aumento, causando un desajuste. La desinfección depende de un ajuste de niveles concretos, por lo tanto el agua se volvería verde por falta de desinfección.

Por último, la concentración de cloro disminuye ya que, a más agua más se disipa el cloro y más cantidad requiere.

Soluciones fáciles y efectivas

Si los residuos del entorno de tu piscina han caído en su interior, es probable que se depositen en el fondo por su naturaleza arenosa. La solución nos servirá, también, para bajar el nivel del agua, otro de los problemas más comunes. Sólo tienes que pasar el limpiafondos en modo desagüe. ¡Voilà, dos por uno en solución de problemas!

Recuerda que si dispones de un local técnico y este se ha inundado no debes encender ningún sistema de filtración hasta haberlo vaciado. Aunque si el agua ha llegado al motor o al cuadro eléctrico queda totalmente prohibido encenderlo ya que podrías dañarlo aún más. En este caso sería conveniente llamar a un técnico para que lo reacondicione.

Si el nivel de pH se ha desestabilizado, debes volver a graduarlo. Recuerda que los niveles apropiados se encuentran entre 7,2 y 7,6. Para bajarlo, que seguramente será lo que debas hacer, existen productos en el mercado, se llaman minoradores del pH. Basta con añadir este producto dosificándolo para que no afecte a la alcalinidad al añadir demasiado.

Si no dispones de un dosificador de pH, puedes controlar la cantidad correcta manualmente. Añadiendo el producto despacio y en pequeñas dosis, comprobando el nivel (tanto de pH como de alcalinidad que debe estar entre 80 y 120 ppm) en cada pequeña dosis progresivamente.

Ya casi vuelves a tener tu piscina en perfectas condiciones, sólo te queda comprobar la concentración de cloro, como te hemos contado, es muy probable que haya disminuido. Debes hacer la comprobación después de haber devuelto su nivel de agua apropiado a la piscina, a partir de ahí añade más cloro si es necesario.

Si te surge cualquier duda no dudes en consultarlo con nuestros personal de tienda especializado que te aconsejaran sobre los productos e instrumentos apropiados, así como de las técnicas y trucos más efectivos. Encuentra tu tienda Reindesa más cercana.

 

 

 

 

Invierno: 2 pasos para mantener tu piscina en perfecto estado.

En la época estival todos tenemos nuestra piscina a punto, el agua reluciente y los sistemas de limpieza en perfecto estado. Al no tener que usarla hasta el próximo año, es común que descuidemos su cuidado en invierno y lo paguemos en el inicio de la siguiente temporada de baño. Agua verde, con organismos, suciedad en el vaso y accesorios rotos, así nos encontramos la piscina si no tomamos medidas durante las estaciones frías.

Es importante realizar un mantenimiento de hibernación. Además te lo ponemos fácil: en sólo 2 pasos.

Coberto anclajes para proteger las piscinas en invierno

  1. Cuidado de los componentes de la piscina

La bomba, el filtro, los skimmers… Son piezas imprescindibles para el tratamiento del agua de las piscinas. Muchas veces nos olvidamos de ellos, pues no suelen estar a la vista.

Con las bajas temperaturas pueden romperse, sobretodo si quedan restos de agua y estas se congela. Para evitarlo, debemos retirar los restos de agua de los mecanismos.

  1. Productos químicos especiales para el invierno

Debemos mantener un equilibrio químico en el agua también en invierno, de lo contrario aparecerán microorganismos, hongos y algas, que camparán a sus anchas y resultarán más difíciles de retirar al llegar la época de baño.

Existen productos químicos específicos para las estaciones frías que nos facilitan la tarea. Podemos usar estos tratamientos como preparación o como mantenimiento.

El primer paso es usar los productos de hibernación para preparar el agua ante el período de bajas temperaturas. Para empezar, asegúrate de que el pH del agua se encuentra entre 7,2 y 7,6. Una vez controlado en nivel de pH, añade 1,5 kg de cloro de choque por cada 50 metros cúbicos de agua, enciende la depuradora durante un día y agregar 2 litros de hibernador por cada 50 metros cúbicos de agua.

Para su mantenimiento durante toda la época invernal, sólo debes volver a añadir 2 litros de hibernador por cada 50 metros cúbicos de agua una vez cada 2 o 3 meses. ¡Y ya lo tienes!

Por supuesto, siempre recomendamos la instalación de una cubierta, existen diferentes tipos y resultan muy cómodas, manteniendo el agua de tu piscina limpia. No dudes en consultarnos sobre esto y todo lo que te surja acerca de tu piscina.

 

¿Cómo evitar la aparición de moho y el desgaste de la cubierta en piscinas climatizadas?

Las piscinas climatizadas requieren un mantenimiento especial y diferente al de las piscinas exteriores y es que se producen vapores que pueden afectar al ambiente y por consiguiente a los materiales que se encuentran cerca. También es común que las características del ambiente que se generan favorezcan la aparición de moho.

Lo primero que debemos hacer cuando tenemos una piscina climatizada es controlar la humedad que se genera, ya que además puede ser perjudicial para la salud. Esto se consigue con la instalación de deshumidificadores y con un buen sistema de ventilación.

photo-1529290130-4ca3753253ae

Si instalamos ventanas en las paredes será más fácil mantener el aire en condiciones saludables, pero sabemos que para muchos de vosotros esto no es posible. En ese caso será imprescindible hacerse con un deshumidificador. Existen diferentes tipos para cubrir distintas necesidades y van desde los sistemas integrados o consola hasta los canalizados.

Una vez realizada la instalación conseguiremos controlar las condiciones termohigrométricas y por lo tanto aportaremos confort a los bañistas, evitaremos la condensación del vapor y limitaremos la evaporación del agua de la piscina.

Ahora ya sabes la importancia de evitar niveles altos de humedad para mantener el ambiente, el espacio y el bienestar de los bañistas en tu piscina climatizada.

 

Reindesa: comprometidos con el medio ambiente

Como empresa sentimos el deber y la responsabilidad de cuidar el entorno en el que operamos, así como la calidad de vida de nuestros clientes, vecinos y en general, la sociedad que nos rodea.

En Reindesa apostamos por la sostenibilidad corporativa y la responsabilidad social y trabajamos siempre con un ojo puesto en potenciar un mundo mejor.

¿Cómo cuidamos del medio ambiente?

  • Coches 100% eléctricos. En Reindesa nos movemos con energía eléctrica, mucho más eficiente y respetuosa que la de los vehículos tradicionales. Las emisiones de dióxido de carbono y su impacto negativo ya son historia para nosotros. Además de eliminar la contaminación atmosférica, eliminamos también la contaminación acústica.

3c 2c 1c

  • Te animamos a conservar el agua de tu piscina de temporada en temporada. Esto supone además de un ahorro económico enorme, un bien inmenso para el medio ambiente. Si quieres saber cómo conservar el agua de tu piscina te lo contamos todo en este post y quedamos a tu disposición para asesorarte y suministrarle todo lo que necesites. Tu bolsillo y el planeta te lo agradecerán.

  • Apostamos por sistemas de desinfección del agua más sostenibles. Siempre aconsejamos la instalación de sistemas más naturales y respetuosos para el mantenimiento de tu piscina y te facilitamos toda la información y materiales para ponerlo en marcha. Entre nuestros sistemas de desinfección ecológicos se encuentran la luz ultravioleta, el ozono, la electrólisis salina o la ósmosis.

Seguiremos evolucionando para conseguir ser cada vez más sostenibles y contagiar la cultura ecológica a nuestros clientes, en un sector que puede aportar muchos beneficios al entorno. Súmate al cambio y consúltanos sobre cómo contribuir al cuidado del medio ambiente con tu piscina.

902 906 775 – reindesa@reindesa.com

 

 

Desinfección eficaz del agua de tu piscina: conoce los beneficios del ácido isocianúrico.

El agua de las piscinas nos llama la atención por su transparencia y su brillo tan apetecible, parece magia ¿verdad? En cierto modo lo es, pero no siempre resulta sencillo.

El mantenimiento del agua de las piscina es una de las preocupaciones de aquellos afortunados que disponen de una en casa. No siempre es fácil, pues existen muchos productos que deben combinarse y administrarse de manera correcta y precisa para conseguir el efecto deseado.

Uno de los productos químicos  más conocidos para el mantenimiento del agua es el cloro, pero este necesita compañeros, quizá no tan conocidos, para trabajar correctamente y desinfectar eficazmente. Es el caso del ácido isocianúrico o CYA.

ÀLEX

¿Para qué sirve?

El ácido isocianúrico, en su medida justa, tiene el poder de estabilizar el nivel cloro y se usa en piscinas al aire libre o interiores (cloradas, claro). El cloro, un potente desinfectante que todos conocemos, puede verse afectado por los rayos UV, degradando así su efecto. El CYA funciona como escudo y evita que el cloro se rompa, gracias a su poder de absorción de los rayos del Sol.

Este producto facilita el tratamiento químico, al estabilizar el nivel de cloro, su mantenimiento se realiza con menos esfuerzo y tiempo, pues el mantenimiento puede realizarse en períodos más largos. Por ejemplo, en lugar de ajustar el producto químico a diario, permite que se realiza 1 o 2 veces por semana.

¿Què niveles debo mantener?

El nivel de ácido isocianúrico ideal es de unos 30, 50 ppm, en otras cantidades puede ser contraproducente o peligroso. A la vez, se debe mantener continuamente una concentración de 1,5 a 2 ppm de Cloro Libre. De esta forma evitamos que el poder desinfectante del cloro disminuya.

Para su eficacia, también debemos tener en cuenta el pH que debe mantenerse entre 7 y 7.6.

¿Por qué es importante su control?

A pesar de no ser tan conocido como el cloro, el CYA resulta imprescindible para los profesionales del sector que lo recomiendan a particulares. Esto provoca un uso popularizado que debe controlarse, porque aunque resulta muy eficaz, si se usa de manera incorrecta puede suponer un riesgo para la salud. Además, con su popularización, emergieron falsificaciones potencialmente peligrosas.

Existe una relación directa entre el aumento de los niveles de ácido isocianúrico y el tiempo de eliminación de las bacterias presentes en el agua de la piscina. De modo que si los niveles están por encima de lo recomendado, puede disminuir el efecto de desinfección del cloro y suponer un problema de salud para los bañistas que pueden ser afectados por estas bacterias.

Como por ejemplo el Cryptosporidium parvum, un microorganismo que afecta a la salud intestinal de los seres humanos. Se encuentra en aguas sucias, que carecen de un mantenimiento correcto. Además, es resistente a algunas concentraciones de cloro, debemos controlarlo, estabilizarlo y complementarlo con un nivel correcto de CYA.

Así que, debes ser cuidadoso si utilizas producto químico para el mantenimiento del agua de tu piscina y, como ya sabes, en Reindesa estamos a tu disposición para la resolución de dudas. Visítanos en nuestra tienda más cercana o contacta con nosotros.

 

Prepara tu piscina para la temporada

El invierno es muy largo pero ya tenemos aquí el ansiado verano: calor, cenas al aire libre, helados, algún que otro mosquito y ¡piscinas! Si eres de los afortunados que tienen una en casa ya es hora de tenerla lista para que puedas disfrutarla al máximo.

Durante la temporada de otoño-invierno es habitual que se descuide el agua de la piscina o que se vacíe para llenarla con la llegada del buen tiempo. En Reindesa te damos consejos de invernación para mantener el agua hasta la llegada del calor, pero si este año te ha pillado el toro, no te preocupes porque te explicamos cómo tener a punto tu piscina en muy poco tiempo.

shutterstock_140089714 (1)

Probablemente tu agua se encuentre verde, llena de microorganismos y con un aspecto nada apetecible: esto se debe a la falta de desinfección. Este problema crea suciedad no solo en el agua, también en el vaso de la piscina. Por lo tanto necesitamos desinfectar y limpiar.

Lo fácil, aunque costoso para el bolsillo, sería vaciar el agua de la piscina y limpiar bien el vaso para llenarla posteriormente. Pero te aconsejamos mantener el agua, ya que supone un gran bien para el medio ambiente y un ahorro económico importante.

Si decidiste conservar el agua hasta el verano, te explicamos cómo volver a hacerla apetecible:

-pH: para hacer el agua apta para el baño, lo primero que debemos hacer es ajustar el pH. Esto es importante para mantener la piel y los ojos sanos y el agua limpia y cristalina.

Recuerda que el nivel de pH debe estar entre 7,2 y 7,6. Si los valores se encuentran por encima seguramente sufrirás irritaciones cutáneas, el efecto de los demás productos de desinfección será inferior y el agua se enturbiará generando residuo sólido. Si por el contrario el pH es menor de 7,2 el vaso de tu piscina sufrirá corrosión y un deterioro notable.

-Desinfección: para eliminar los microorganismos que han estado infectando el agua de nuestra piscina a sus anchas durante la temporada hivernal, lo más común es usar producto químico o cloro. Existen otros sistemas de desinfección como la luz ultravioleta o el ozono , pero este es el más común.

El residual cloro libre debe mantenerse entre 0,5 y 1,0 ppm para una desinfección óptima. Manteniendo estos niveles evitarás la aparición de algas y microorganismos.

Seguramente, después del invierno, el problema de las algas será importante, por lo que aconsejamos aplicar un tratamiento de choque de dicloro, CLOR CHOCK REIN para recuperar el agua después de la invasión. Una vez aplicado el producto recomendamos hacer un filtrado del agua durante 24 – 48 horas.

-Control de las algas: para asegurarte de que el problema de las algas se mantiene a raya, aplica un alguicida ALGI-REIN regularmente como rutina de mantenimiento en tu piscina. Cuanto más calor y más luz solar reciba nuestra piscina, más riesgo de aparición de algas tendremos, y por consiguiente, más posibilidad de albergar bacterias. En REINDESA disponemos de muchos tipos de antialgas específicos para cualquier tipo de alga (verde, negra, etc).

-Floculante: el agua turbia contiene diminutas partículas que un filtro no puede eliminar. Para que las pueda capturar debemos aumentar su tamaño. Este es el trabajo de los floculantes: reunir las diminutas partículas para formar partes más grandes que sí pueden ser filtradas. En REINDESA disponemos de diferentes tipos y formatos de Floculante, en nuestras tiendas te aconsejaremos cual es  el adecuado para cada situación.

Hazte con un floculante y posteriormente prepárate para filtrar la suciedad o limpiarla manualmente.

Comprobar el estado del filtro: debemos comprobar si es necesario cambiar la carga filtrante antes de realizar el reacondicionamiento ya que si el filtro no funciona como debe, el efecto del tratamiento químico aplicado previamente no será eficaz.

Una vez comprobado su estado, deberemos limpiar el filtro y desinfectar la arena. La cal que se acumula en el sistema de filtración puede dañarlo, por lo que también deberemos retirarla periódicamente.

Y siguiendo los pasos de este proceso, el agua volverá a brillar, aunque parezca imposible.

Como sabemos que quizás no tienes tiempo ni ganas de realizar todo este proceso y que tienes prisa por volver a disfrutar de tu piscina, te damos la opción de dejarlo en nuestras manos. En SÓLO 4 VISITAS recuperaremos tu agua. Recuperamos el agua para que lo único que tengas que hacer sea relajarte y disfrutar cuanto antes de tu piscina lista.

Reparacio_An_de_aguas_VISITAS.0

Infórmate, llamándonos al 902 906 775 o escríbenos a reindesa@reindesa.com y te daremos un asesoramiento personalizado para tu caso.

 

 

Mantener a tus hijos y mascotas seguros en la piscina

Una de las preocupaciones de las familias con niños pequeños, mascotas y piscinas es la seguridad en la piscina. Muchas veces, por miedo a que se produzca una caída en la piscina y no estemos delante para evitar el ahogamiento, no dejamos que nuestros hijo y mascotas anden por el jardín libres ya que basta un pequeño despiste para que se produzca un accidente.

No eres la única persona que tiene este problema y por eso en el mercado existen varias alternativas de seguridad para evitar que nuestros miedos se hagan realidad. Estas alternativas van desde lo más sencillo como una valla hasta dispositivos más sofisticados con sensores de movimiento como las alarmas para piscinas.

photo-1528108851727-e0fd191fd3d9

Te resumimos las opciones:

  • Vallas: Ya sabes, de madera, metálicas… Hay de muchos tipos y puede aportar un mejor aspecto tu jardín si las buscas decorativas.

  • Cubiertas: Otro sistema tradicional que te aportará muchos beneficios de mantenimiento del agua, además de la seguridad que buscamos. También hay de muchos tipos, sin duda la más cómoda es la cubierta automática enrollable.

  • Pulseras anti-ahogamiento: En este caso hablamos de una alternativa útil únicamente para humanos. Se trata de una cómoda y resistente pulsera que nos avisa cuando la persona que la lleva se precipita al agua, permitiendo así nuestra reacción.

  • Existen, también, varios tipos de alarmas para piscinas:

    • Alarma en la puerta de acceso a la piscina: Puede ayudar pero no debe ser considerada la única medida de seguridad. Se trata de un sensor magnético que se coloca en la puerta y que se activa cuando esta se abre.

    • Alarma perimetral: Se constituye por un conjunto de sensores que se colocan alrededor de la piscina, formando un perímetro que si se traspasa activa la alarma.

    • Sensores flotantes: Detectores de movimiento que detectan objetos dentro del agua. Se trata de un método algo caro en comparación con otros.

Consideramos importante la instalación de estos sistemas de seguridad ya que los accidentes ocurren en segundos y por muy atentos que estemos podría ocurrir un contratiempo. Además, un niño necesita muy pocos centímetros de agua para ahogarse. Encuentra el que más se ajuste a tu situación y gana en tranquilidad.