Consejos para hibernar la piscina

Hibernar la piscina es una acción que los expertos en mantenimiento de piscinas recomendamos por sus múltiples ventajas, sobre todo para aquellos usuarios que mantienen personalmente su piscina.

El agua es un bien escaso y como tal lo debemos cuidar, por tanto tenemos que evitar, una práctica muy extendida años atrás, como es parar la maquinaria de la piscina, dejar perder el agua y vaciar anualmente la piscina para volver a llenarla.

Por tanto hibernar la piscina nos ayuda a ahorrar agua, producto químico, tiempo y, sobretodo, realizaremos una puesta en marcha mucho más sencilla en primavera.

La proliferación de bacterias en la piscina va muy ligada a la temperatura del agua.  Cuando el agua supera los 15ºC es más propensa a que las bacterias aparezcan y empiecen los problemas en la piscina, como turbidez y aparición de algas.

Por tanto, cuando la temperatura del agua baja de los 15ºC de forma continuada, nuestra actuación en el tratamiento de la piscina debe de cambiar, tanto si la mantenemos con tabletas de cloro, como si lo hacemos con cloración salina.

A partir de ese momento, en ambos casos debemos de substituir el cloro, tanto el generado por un clorador salino, como el que ponemos en pastillas, por un producto específico y especialmente formulado para el tratamiento de las aguas de las piscinas durante el periodo invernal. Dicho producto lo conocemos como “Hibernador” o “Invernador”.

Es un producto formulado químicamente para garantizar la conservación del agua de la piscina, sin permitir la descomposición de la misma, durante el invierno.

El hacer una buena hibernación de la piscina, nos ayudará a tener una mejor calidad de agua durante el verano. Y en caso de las piscinas con cloración salina, a alargar la vida de la célula del aparato, que es un recambio para nada económico.

Como ya hemos indicado, el proceso de hibernación de la piscina, nunca debemos realizarlo hasta que el agua de forma continuada está por debajo de los 15ºC, de lo contrario nos aparecerán algas.

hibernar piscina

PASOS PARA HIBERNAR LA PISCINA

  1. Limpia la piscina, usando un buen cepillo y un producto desincrustante si fuera necesario. Cepilla bien las paredes y pasa el limpiafondos.
  2. Regula el pH entre 7,2-7,6.
  3. Haz una cloración de choque con Dicloro granulado, añadiendo 15 gr. por m3 de agua.
  4. Deja en funcionamiento el filtro durante toda la noche (este tratamiento de choque es mejor hacerlo cuando no le esté dando el sol a la piscina, por la tarde-noche.
  5. Al día siguiente añade el “producto estrella”, el hibernador de Reindesa INVER-REIN a razón de 5 litros por cada 100 m3.
  6. Deja en funcionamiento el filtro durante 8 horas para asegurar una perfecta distribución del producto.
  7. Al día siguiente realizar un buen lavado de filtro (unos 2 minutos de lavado y luego 1 minuto de enjuague).
  8. Si vivimos en una zona de frío moderado, sin heladas, poner en funcionamiento la filtración 1 hora al día, así evitamos que el agua al estar estancada se nos estropee. Si vivimos en una zona de clima frío, y hay posibilidad de heladas, es aconsejable bajar el nivel del agua de la piscina por debajo de los Skimmers, vaciar las tuberías y el filtro y colocar algún objeto flotando en la superficie de la piscina para amortiguar la presión del hielo, como por ejemplo un porexpan o un corcho. En este caso tendremos la depuradora parada durante el periodo de frío extremo, luego podremos rellenar y volver a poner en marcha la depuradora 1 hora hasta que llegue la primavera.
  9. Sobre todo, no olvides cubrir la piscina con un buen cobertor.
  10. Es imprescindible repetir la adición de hibernador cada 3 meses mientras la temperatura del agua de la piscina permanezca por debajo de 15ºC. Así como revisar cómo tiene la presión el filtro y si vemos que está cerca de la zona roja del manómetro hacer un buen lavado y enjuague.
  11. Si se produce una lluvia torrencial es necesario realizar un tratamiento de choque con Dicloro (granulado) a razón de 15 gr. por m3.

No olvides que preparar la piscina para el invierno es tan importante como su puesta a punto para el verano. Cuidar la piscina en invierno te ahorrará mucho trabajo y producto malgastado en verano.

Si tienes cualquier pregunta no dudes en contactar con nosotros para que podamos ayudarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>